George Orwell (Rebecca Hendin)

El día que Orwell pudo disparar

En su Homenaje a Cataluña, George Orwell escribió que creía en las acciones individuales de los hombres como poder para cambiar el curso de la historia. El contexto de tal afirmación descansa en la voluntad de tantos voluntarios extranjeros que incomprensiblemente viajaron en 1936 y 1937 a España para defender la República. Aunque este convencimiento de la acción individual se fue desvaneciendo en el pensamiento de … Continúa leyendo El día que Orwell pudo disparar

El tiempo de la felicidad

En el tiempo de la felicidad no recuerdo que acostumbrara a usarse esa palabra. Al menos no en el mundo de las cosas reales. Los niños que eran incapaces de disimular alguna peculiaridad de su carácter (un aire de retraimiento o soledad, cierta predisposición a la euforia o la melancolía) no acababan en la consulta de un terapeuta ávido de evaluar su grado de adecuación … Continúa leyendo El tiempo de la felicidad

El latido de las cosas

Recientemente, una plataforma se hizo eco de un fragmento escrito por Julio Ramón Ribeyro, destacado escritor peruano de la Generación del 50 (de la que también fue parte Mario Vargas Llosa) que decía: «El gran error es adaptarse. El matrimonio destruye el amor (…); el hábito, la novedad (…). Ser el eterno forastero, el eterno aprendiz: he ahí una fórmula para ser feliz».  Unas horas … Continúa leyendo El latido de las cosas

Maradona como artista dionisíaco

En su genial opera prima, El nacimiento de la tragedia, publicada en 1872, Nietzsche consagró para la ciencia estética los términos apolíneo y dionisíaco. ¿Pero qué significa cabalmente lo dionisíaco en boca del autor del Zaratustra? Giorgio Colli dijo que Nietzsche no necesita intérpretes. Dejemos que sea el propio filósofo quien nos ilumine. En el Crepúsculo de los ídolos, un texto que se puede tomar … Continúa leyendo Maradona como artista dionisíaco

La soberana sumisión y la belleza del sacrificio

Sorteando misticismos y cursilerías, quisiera comenzar sugiriendo que, si algo puede aportar la reflexión filosófica –y bien ejercida, no como se desarrolla habitualmente en las Facultades que hoy se lamentan por la marginación de sus estudios en la enseñanza media– es la virtud del matiz, la capacidad de leer de forma mucho más poliédrica, rica y por ende compleja los fenómenos humanos, cuya interpretación nunca … Continúa leyendo La soberana sumisión y la belleza del sacrificio

Mentiras

Una palabra verdadera, incluso pronunciada por un solo hombre, es más poderosa, en ciertas circunstancias, que todo un ejército. Václav Havel Desde muy pequeño, el niño aprende a mentir. Esa momentánea suspensión de la realidad, vivida en su conciencia como la materialización de una anomalía, equivale a una distorsión en el centro de un universo que él prefiere imaginar diáfano. ¿Por qué, entonces, el recurso … Continúa leyendo Mentiras

Duele, luego existo

En mi vida he tenido cuatro cólicos nefríticos. No es mucho dolor, pero tampoco es poco. Es cierto, sin embargo, que no he tenido que soportar los estragos de la guerra, de un accidente fatídico o de una enfermedad terminal, pero no por eso, especialmente durante estos episodios, se puede decir que no he experimentado el dolor físico y que no sé lo que es … Continúa leyendo Duele, luego existo

Dostoyevski profético

En la novela ‘Crimen y castigo‘, publicada en 1866, el protagonista, Rodion Raskolnikov, tiene un extraño sueño. Como es sabido, después de confesar el asesinato de la usurera Aliona Ivanovna y su hermana Lizaveta, el joven Rodia fue condenado a ocho años de trabajos forzados en Siberia. Pues bien, antes de arrepentirse de su acto, el personaje enferma permaneciendo en el hospital “desde mediada la … Continúa leyendo Dostoyevski profético

Contramundo

La rosa que debemos cultivar es la que resiste a todos los inviernos. Así cerraba Carlos Marín-Blázquez su obra primeriza «Fragmentos», que si bien ya comprendía tintes de esperanza, es con su nuevo libro aforístico «Contramundo» donde abraza con mayor fervor esta idea, sin haber renunciado a la noble tarea de denunciar los pecados del mundo con una crítica voraz. Carlos Marín-Blázquez, profesor —de Lengua … Continúa leyendo Contramundo