La soberana sumisión y la belleza del sacrificio

Sorteando misticismos y cursilerías, quisiera comenzar sugiriendo que, si algo puede aportar la reflexión filosófica –y bien ejercida, no como se desarrolla habitualmente en las Facultades que hoy se lamentan por la marginación de sus estudios en la enseñanza media– es la virtud del matiz, la capacidad de leer de forma mucho más poliédrica, rica y por ende compleja los fenómenos humanos, cuya interpretación nunca … Continúa leyendo La soberana sumisión y la belleza del sacrificio